16 jul. 2014

CURRICULUM VIATAE ¿CON FOTO O SIN FOTO?

Esta es una pregunta que me hacen muy a menudo en las sesiones de orientación sociolaboral. 

LO QUE PIENSO...

Hasta hace unos años, cuando la situación laboral no era tan dramática, a esta pregunta casi siempre respondía "sin foto". ¿Por qué? en mi opinión, un CV solo debería incluir información relacionada con nuestro perfil profesional, aquella que aporte información sobre nuestra valía profesional, nuestras competencias y en definitiva, información que de pistas sobre nuestra probabilidad de ajuste a un puesto de trabajo en una empresa concreta. 

La cara que tengamos no debería servir para valorar esta probabilidad. Tema aparte son aquellos ámbitos en los que la cara y el físico sí son importantes, como por ejemplo para los/as modelos, por motivos obvios. Para el resto, pienso que la foto puede inducir a prejuicios, posibilidad que yo preferiría evitar.

Resumiendo: la foto no debería ser un criterio de selección y por ese motivo, en mi opinión, no debería incluirse en el CV.

LO QUE RECOMIENDO...

Ahora bien, en vista de las dificultades cada vez mayores para encontrar trabajo, ahora sí estoy recomendando incluir esa foto en el CV. No me gusta, pero creo que ante la brutal competencia que tiene nuestra candidatura para abrirse paso en el maremágnum del mercado laboral actual, una foto puede ayudar a personalizar nuestro CV y jugar a nuestro favor, siempre que sea adecuada.

En un artículo publicado por la Sociedad Española de Neurociencias leí que antes de aprender a hablar o incluso empezar a balbucear, los bebés ya tienden a fijarse instintivamente en las caras, y hacia el cuarto mes ya las procesan como objetos claramente definidos. Y que una cara nunca es solo una cara, siempre es la cara de alguien. A diferencia de las aves, las sillas o los coches, que identificamos principalmente como categorías, tratamos a las caras como entidades individuales. Y lo que es más, una vez que hemos visto una cara podemos reconocerla bajo condiciones muy diversas, ya sea en la oscuridad, mostrando alguna expresión facial intensa o incluso en una caricatura.

Considerando que el ser humano está especialmente diseñado para el reconocimiento y recuerdo de caras, más que para el recuerdo de datos como los que incluimos en el CV (sucesión de puestos, cursos, fechas, nombres, etc.)la foto puede reforzar la visibilidad de nuestra candidatura al producirse la asociación del perfil con una cara, lo que facilita el recuerdo en el/la seleccionador/a, especialmente si el perfil le resultó interesante para el puesto.

Dicho esto ¿cómo debe ser la foto del CV?

CÓMO DEBE SER LA FOTO EN EL CURRICULUM

No soy experta en fotografía y mucho menos en retratos, pero me atrevo a darte algunas sugerencias en base a los CV que he tenido la oportunidad de revisar. En todo caso, son recomendaciones fruto de mi opinión y criterio personales, y algunas cosas que he leído y que me parecen acertadas:

Recomendaciones generales:
  • La foto debe dar una imagen muy profesional, especialmente coherente con el ámbito laboral en el que estamos buscando. Será lo más correcta posible.
  • Que esté relacionada con tu aspecto actual: corte de pelo y color, edad, etc. Que seas reconocible cuando llegues a la entrevista.
  • Creo que el tamaño y formato carnet, es adecuado.
  • Debe ser una foto de calidad suficiente para el tamaño elegido, que no se vea borrosa, granulada, muy oscura o muy clara, etc.
Encuadre:
  • Foto que incluya cara, cuello y puede que un poco de los hombros. Nada de medio cuerpo, cuerpo entero o demasiados márgenes alrededor.
  • Cabeza inclinada ligeramente hacia un lado.
  • Expresión relajada.
Fondo:
  • Recomiendo un fondo neutro en algún tono suave como beis, azulado, gris claro... para que haya unos margenes rectangulares que enmarquen y definan la foto cuando la incluyas en el CV y que no parezca una calcamonía pegada en la hoja, que es lo que suele pasar cuando el fondo es blanco.
  • Puedes utilizar herramientas de edición para colorear el fondo de la foto (sobre el fondo original), o elegir el fondo, utilizando una sábana, si no encuentras algo más adecuado.
  • En todo caso, que los fondos no sean demasiado reconocibles ni evidentes (campo, playa, comunión o bautizo...).
Iluminación:
  • Ojo con las sombras sobre la cara o sobre el fondo.
  • Retratos en exterior: haz las fotos con flash aunque sea de día. Si el sol está dando fuerte no te pongas debajo para evitar sombras en cuello y cara (sombras de la nariz por ejemplo). Lo mejor es que te pongas en un lugar donde el contraste entre sol y sombra no sea tan acentuado.
  • Retratos en interior: prueba poniéndote muy cerca de alguna fuente de luz exterior natural (una ventana por ejemplo). La luz natural procedente de la ventana te dará expresividad. Pero evita la exposición directa a los rayos de sol.

HERRAMIENTAS SENCILLAS PARA ELEGIR Y EDITAR FOTOS

Actualmente, con los medios que tenemos disponibles, como las cámaras digitales y las de los móviles, es muy fácil hacernos sesiones de fotos ¡muchas fotos! para poder elegir la que más nos guste. Podemos pedir ayuda a algún familiar o amigo/a para que haga de fotógrafo/a y asesor/a de imagen :). Prueba con diferentes fondos, luces y camisas, peinados, etc.

Yo organizo todas mis fotos con el programa Picasa de Google, que tiene una función de reconocimiento de caras. Esta herramienta me resulta muy útil para buscar fotos entre mis álbumes, potencialmente válidas para el CV:

Resultado de la función de reconocimiento de caras del Picasa
Si encuentro alguna que me guste, la edito con las herramientas del propio Picasa y/o con el programa Paint (de Microsoft), muy fáciles de manejar sin tener ni idea, la ajusto y la incluyo en el documento correspondiente.

Y tú ¿qué opinas?

Si te ha gustado esta publicación, por favor compártela con tus amigos/as y seguidores/as dándole al botón de Facebook, Twitter o Google+ ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario